viernes, 10 de febrero de 2017

El amor homosexual en la literatura juvenil y su lugar en la biblioteca




Es innegable que se ha avanzado mucho en lo que se refiere a los derechos del colectivo LGTBI, con una legislación que reconoce la diversidad sexual, defiende su igualdad y castiga los comportamientos discriminatorios. Sin embargo, en la sociedad queda mucho trabajo por hacer hasta una completa normalización. Para ello es muy importante dar visibilidad a los problemas, vivencias, inquietudes y aspiraciones de este colectivo. Aquí juegan un papel importante los medios de comunicación, el cine, incluso las declaraciones de gente famosa y, por supuesto, la literatura.

Poco a poco, la temática LGTBI se ha ido colando en la narrativa para adultos, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, este cambio ha llegado más tarde en el caso de la literatura infantil y juvenil, como una manera de “proteger” a nuestros menores de historias fuera de la heteronormalidad, cuando lo peor para aumentar prejuicios y fobias hacia el colectivo es precisamente ignorar que existe.

Por suerte, en la literatura infantil vamos conociendo cuentos de niños con dos madres o dos padres, niños que quieren ser niñas o viceversa, etc. Los autores tratan de contar historias donde se vive con normalidad este tipo de situaciones que muchas veces ni siquiera es el tema principal de la historia pero que nos permite es poder contar cuentos a nuestros niños con otro contexto familiar.

Pero, sobre todo, se echaba de menos que se tratara el tema en la literatura juvenil, ya que la adolescencia es un momento de definición personal, de saber quién es uno y en este recorrido se suele definir la opción sexual también. En la actualidad, gracias a nuevos autores, sobre todo aquellos que han vivido en propias carnes el proceso de aceptación de su propia homosexualidad, están escribiendo interesantes historias que pretenden mostrar la dificultad de enfrentar esta situación en un mundo donde lo heterosexual se considera lo “normal”. En este proceso suele haber muchas dudas, miedo, dolor, incomprensión pero también ganas de superación y de franqueza con uno mismo, el tratar de mostrar al mundo quién es uno sin ocultación de ningún tipo. Bellas y duras historias que ayudarán a muchos jóvenes a comprender lo que les está pasando, a sentirse más identificados con las historias que leen y a otros les ayudarán a hacerlos más comprensivos ante estas situaciones; en definitiva, normalizar y no estigmatizar a quién ha decidido elegir y siente otra manera de sexualidad diferente.

Y las bibliotecas, ¿cómo nos estamos adaptando a este cambio social? Poco a poco vamos viendo una mayor sensibilización, sobre todo por parte de la biblioteca pública, que vive desde hace un tiempo una corriente social cuyo objetivo es ayudar a luchar contra las desigualdades y lograr una sociedad más justa. Esto se refleja en la legislación de algunas comunidades autónomas que instan a sus bibliotecas a crear secciones específicas de temática LGBTI.





Nosotros hemos querido aportar nuestro granito de arena con una exposición bibliográfica sobre literatura juvenil con temática LGTBI en el espacio joven y el compromiso de seguir enriqueciendo la colección con más obras. También nuestro club de lectura se unirá a este objetivo leyendo  Yo, Simon, homo sapiens de Becky Albertalli.




Estas son algunas de las obras que encontrarás en nuestra Sección Juvenil:

El chico de las estrellas  Chris Pueyo
Will Grayson, Will Grayson John Green, David Levithan
Postales desde tierra de nadie  Aidan Chambers
Al otro lado del espejo  Jordi Sierra i Fabra
El beso de Aquiles  Alberto Conejero López
El azul es un color cálido  Julie Maroh
Dos chicos besándose  David Levithan
Yo, Simon, homo sapiens Becky Albertalli
49 goles espectaculares Davide Martini




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada