lunes, 12 de diciembre de 2016

Microrrealtos finalistas

Ya conocéis a los ganadores de la V edición de nuestro concurso de microrrelatos "Travesías de tinta". Habéis leído también sus relatos y sabemos que os han gustado. Ahora es el momento de que conozcáis los relatos finalistas de esta edición en las dos categorías. Esperamos que disfrutéis con su lectura.



  • Categoría de 12 a 16 años María Outón Arteaga
Ayuda profesionalmente literaria

"El suceso ha sido extraordinario, eso fue todo lo que ella dijo cuando le preguntaron qué la inspiró.
Había mirado fijamente la pantalla de su ordenador.
Había apostado un libro que era capaz de ganar un concurso de escritura.
Ni ella sabía cómo se había metido en ese embrollo.
Se levantó de la mesa sin hacer mucho ruido (ya le habían amonestado una vez- shh, silencio, esto es una biblioteca), miró por las estanterías, por todas las estanterías, pero no encontró ni una pizca de inspiración.
Un pequeño golpe en su hombro.
Se giró, un hombre mayor y de aspecto de cuento (con un bigote todavía más fantástico) le sonrió.
Le preguntó en que le podía ayudar y ella le susurró (shh, estás en una biblioteca) su problema.
-Bueno, tanto mi amigo Sancho como yo coincidimos en que las ínsulas son un buen tema."

  • Categoría de 17 a 22 años: Clara Ruiz López

 Susurros en el pasillo

“El suceso ha sido extraordinario. Desde luego, nunca había visto nada semejante”  masculló Jorge para sus adentros, irritado.
Aquella mañana, al adentrase en la sección de clásicos, un mar de libros desparramados por el suelo inundó los ojos de Jorge. El joven se acercó tímidamente a la escena del crimen y observó— muy extrañado— que todos ellos pertenecían a Cervantes. Tragó saliva y recogió uno de los libros. Al abrir el grueso volumen, una corriente húmeda traspasó su espalda: el libro estaba repleto de anotaciones.  El miedo a ser culpado injustamente rebasó sus nervios, y sin pensarlo dos veces, decidió recoger todo el estropicio ajeno.
—Esto es una locura ¿Quién lo habrá hecho? —susurró Jorge mientras apilaba los libros caídos— ¿Y por qué están pintarrajeados?
—Bueno, se me ocurrió ajustar mis obras a los tiempos presentes—explicó una voz desconocida a su espalda— .Supongo que fue una ocurrencia errónea.
Jorge saltó sobre su sitio, asustado. Se dio la vuelta  torpemente en busca de un rostro al que acusar, pero lo único que encontró fue una sombra alejándose por el extenso corredor de la biblioteca."

Nuestra enhorabuena a las dos por su magnífico relato




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada