viernes, 27 de mayo de 2016

Del color de la leche

N LEY del



Autora: Nell Leyshon
Editorial: Sexto Piso
Colección: Narrativa


Sinopsis de la editorial:


Mary, una niña de quince años que vive con su familia en una granja de la Inglaterra rural de 1830, tiene el pelo del color de la leche y nació con un defecto físico en una pierna, pero logra escapar momentáneamente de su condena familiar cuando es enviada a trabajar como criada para cuidar a la mujer del vicario, que está enferma. Entonces, tiene la oportunidad de aprender a leer y escribir, de dejar de ver «sólo un montón de rayas negras» en los libros. Sin embargo, conforme deja el mundo de las sombras, descubre que las luces pueden resultar incluso más cegadoras, por eso, a Mary sólo le queda el poder de contar su historia para tratar de encontrar sosiego en la palabra escrita.

La autora

Nell Leyshon nació en Glastonbury (Inglaterra). Novelista y dramaturga, ha recibido numerosos premios. Su primera novela, Black Dirt (2004), fue candidata al Orange Prize for Fiction y preseleccionada para el Commonwealth Book Prize. En 2008 publicó Devotion. Ha sido galardonada con el Premio Evening Standard Theatre por su obra teatral Comfort Me With Apples, y Bedlam ha sido la primera obra escrita por una mujer para el Shakespeare’s Globe Theatre. Además, recibió el Premio Richard Imison por su primera obra teatral para la BBC Radio. En 2013 publica Del color de la leche. El show de Gary es su libro más reciente.

Nuestro comentario

Aunque no sea novedad, os traemos esta obra de Leyshon, publicada en 2013. Un año más tarde, el Gremio de Libreros de Madrid le concedió el Premio Libro del Año y su repercusión entre los lectores hace que desde entonces no haya parado de reeditarse.


El libro está estructurado en cinco capítulos, cinco estaciones que marcan el tiempo en el que transcurren los hechos que va a relatar Mary, la protagonista. En sus quince años de vida, Mary solo conoce las tareas de la granja y su tiempo se rige por el sol y las estaciones. Nos sorprende de inmediato su forma de escribir, la de alguien que acaba de iniciarse en esta práctica y utiliza un lenguaje sencillo, muy descriptivo y dando muchos detalles de lo que le rodea. La naturaleza, su entorno, su familia, los animales de la granja... forman un universo donde no hay cabida para otra cosa que no sea la supervivencia. Tampoco la superación porque el orden establecido determina cuál va a ser su camino en la vida, sin posibilidad de cambios. No olvidemos que estamos en 1830 y Mary es una mujer con una deficiencia física y de clase muy humilde.

Sin embargo, su vida cambia radicalmente cuando sube a la casa del vicario para ayudar a su mujer. La frescura de Mary, su manera de decir siempre la verdad, serán del agrado de esta mujer (de la que no sabremos su nombre). A partir de este momento, Mary ya no nos habla de los pájaros que ve desde la ventana, de la vaca o de la escarcha sino que todo su mundo ahora se reduce a encender o limpiar chimeneas, cocinar, limpiar, preparar el té... en una enumeración recurrente que nos muestra perfectamente el ritmo de su nueva vida.

Encontramos  en el texto detalles de sabiduría popular inglesa como que los huevos siempre tienen que ser pares,  la costumbre de colgar un corazón de cerdo dentro de la chimenea para alejar al demonio o que la primera persona que prueba el queso tendrá un bebé. También vemos un retrato costumbrista de la época con la figura de un padre autoritario al que aborrece, una madre dedicada únicamente al trabajo y unas hermanas que la menosprecian por su forma de ser. Sin embargo, a pesar de parecer huraña, todo el mundo recurre a ella para contarle sus problemas. Porque Mary es una persona muy resolutiva:" ...me preocupo por muy pocas cosas. si no puedo hacer nada, entonces no me preocupo. si puedo hacer algo entonces lo arreglo y ya no tengo que seguir preocupándome más." Otra muestra más del carácter de Mary es su alegría: "... a veces me tengo que recordar a mi misma que estoy triste por algo, si no, me pongo contenta otra vez".

El resto de los personajes que habitan estas páginas son el vicario, su hijo y Edna, la doncella. Ralph, el hijo, es un chico malcriado que desatiende a su madre enferma y gusta de conquistar a las campesinas. A lo largo de la novela irá cambiando su actitud y reconocerá que las palabras de Mary merecían haber sido escuchadas. Edna es una mujer con un pasado triste, de abandono, y sin ningún futuro. Lleva muchos años viviendo en esta casa, cuidando de todos ellos, manteniendo la esperanza de formar, algún día, su propia familia. El vicario es quien enseñará a Mary a leer y a escribir. Pero el personaje más importante del relato es el abuelo, el único con el que Mary tiene detalles de afecto y que es capaz de hacerse el enfermo y dejar de comer con tal de que la nieta venga a casa a visitarle. El que su abuelo se sienta orgulloso de ella será lo que motive a Mary a aprender a escribir, a pesar del sacrificio que eso supondrá.

Un gran relato lleno de detalles en los que detenerse pero que, sin embargo,  se lee con rapidez por estar escrito con una estructura y un lenguaje tan simple. Te invitamos a que descubras la historia de Mary en toda su profundidad, esa historia que ella va contando en primera persona: "este es mi libro y lo estoy escribiendo con mi propia mano". 

Y no olvides leer el prólogo escrito por Valeria Luiselli porque da una visión muy interesante de la importancia de la lectura y la escritura como "forma individual de resistencia".


No hay comentarios:

Publicar un comentario