viernes, 29 de abril de 2016

Huye sin mirar atrás


Título: Huye sin mirar atrás
Autor: Luis Leante
Editorial: Edebé
Colección: Periscopio

XXIV Premio Edebé de Literatura Juvenil

Descripción de la editorial

"El coche fue alcanzando más velocidad y empezó una aventura que jamás pensé que viviría a mis quince años. Cuando vas a cien kilómetros por hora dentro de un coche, sientes que lo que se mueve es el mundo de ahí fuera y no tú. Pero, cuando vas a ciento veinte y no llevas cristales porque alguien ha reventado de un disparo las dos lunetas, te sientes como si te hubieras lanzado en paracaídas desde la estratosfera sin botellas de oxígeno. No es vértigo, ni mareo, ni pánico, ni dolor, es todo eso a la vez multiplicado por mil. No sabría decirte la velocidad a la que íbamos, pero te aseguro que me pareció que estábamos a punto de superar la barrera del sonido. El aire atravesaba el vehículo como un huracán. Por un momento temí que la fuerza del vendaval me levantara del asiento y me lanzara por el hueco de la luna trasera. «Acuérdate, cuando se huye, no hay que mirar atrás», me había dicho Héctor."

El autor


Luis Leante nació en Caravaca de la Cruz (Murcia) en 1963. Se licenció en Filología Clásica y durante veinte años fue profesor de instituto. En la actualidad da clases en la escuela de Cine Ciudad de la Luz de Alicante. Ha publicado novelas para niños y para adultos. Ha escrito guiones de cine y algunos de sus relatos han sido adaptados a la gran pantalla.




Nuestra opinión

"Huye sin mirar atrás" se inicia como una especie de diario, un texto en primera persona escrito a modo de carta a un padre fallecido y que, por tanto no va a leer nadie. Un espacio donde desnudarse para sí mismo, para poner en orden los sentimientos que le atenazan desde que su padre fue asesinado y le imprimen esa rabia que descarga en el instituto y con su madre. Pero las segundas oportunidades existen, y este es un libro abierto a la esperanza. No todo está perdido para Enrique. Cuando parece que está tocando fondo, con malas calificaciones, amonestaciones por mala conducta, sin amigos y con una relación tormentosa con su madre, un hecho imprevisto trae de la mano esa segunda oportunidad. Volver a empezar, conocer otras personas, reinventarse y aprender a ser sincero. Pronto la acción  se hace cargo del texto comenzando el relato de la aventura vivida por Enrique.

Es un libro con buen ritmo, con diálogos creíbles, centrado en el personaje sobre el que todo gira, aunque no es propiamente de aventuras como pudiera parecer leyendo la descripción de la editorial. Es verdad que hay persecución en coche y también buenos y malos, pero todo queda un tanto alejado del protagonista y el relato hace más hincapié  en su reflexión sobre el giro que debe dar a su vida, apoyado en la aparición de nuevos personajes con un enfoque diferente, más inocente y natural, y el establecimiento de nuevas relaciones con las que puede mostrarse realmente como es.

Nos gusta la idea de que Enrique utilice la escritura como salvación, como un espacio donde refugiarse para ser él mismo e intentar comprender su actitud hacia los demás.
Nos ha parecido un acierto utilizar la base de una "novela policial" con persecuciones, tensión, programa de protección de testigos... para hablar de la adolescencia, sus inquietudes y problemas.

En definitiva, te la recomendamos. Cuando la empieces, no podrás dejar de leerla.







No hay comentarios:

Publicar un comentario