viernes, 4 de septiembre de 2015

El árabe del futuro




Título: El árabe del futuro. Una juventud en Oriente Medio (1978-1984)
Autor: Riad Sattouf
Editorial: Salamandra
Colección: Graphic

Sinopsis de la editorial
Este libro cuenta la historia real de un niño rubio y de su familia en la Libia de Gadafi y la Siria de Hafez el Asad.






Desde principios de 2014 la editorial Salamandra creó la línea Salamandra Graphic, llenando el vació que dejaba el cese de Sins Entido. Su intención es publicar una selección de novela gráfica autoconclusiva, que reúna un texto de gran potencia y una obra creativa con gran proyección. Dentro de este sello se ha publicado “El árabe del futuro” del ilustrador Riad Sattouf. En este enlace podéis ver el booktrailer:



El autor
Riad Sattouuf nació en Paris, en 1978, de madre francesa y padre sirio. Es uno de lo dibujantes actuales con mayor proyección. Su reconocimiento internacional comenzó en 2009 al hacerse con el Premio al Mejor Álbum de Angulema en 2009 por “Pascal Brutal”, galardón que ha vuelto a recoger este año con “El árabe del futuro”. Además, obtuvo el premio RTL al mejor cómic en 2014 y el premio GQ al autor del año en 2015.
Hasta octubre de 2014 dibujó en Charlie Hebdo “La vida secreta de los jóvenes” (publicada en La Cúpula) y actualmente trabaja en Le Nouvel Observateur. Su actividad va más allá del dibujo ya que además ha dirigido dos largometrajes, “Les beaux gosses” (2009), con el que ganó el Premio César a la Mejor Ópera Prima, y “Jacky au royaume des dilles” (2014), para el que también compuso la banda sonora.

Nuestra opinión
Nos encontramos, a pesar de la juventud del autor, con una obra biográfica desde su nacimiento en 1978 hasta 1984. La segunda parte ya ha sido publicada en Francia y continua su relato durante el curso 1984/1985 en el colegio en Siria.
Utilizando un dibujo sencillo, casi infantil, pero dotado de gran expresividad Riad nos va narrando las vicisitudes de su primera infancia y su vida en Libia durante el gobierno de Gadafi y en la Siria de el Asad. Para cada país elige un tono pastel que lo identifique: Francia es azul; Libia, amarilla; Siria, rosa. El azul del cielo de Bretaña, el amarillo de las arenas del desierto y el rosado de la tierra reseca.
Su padre, de origen sirio, consigue estudiar en La Sorbona y obtener el título de maestro. Su primer destino es Libia, aunque su aspiración es ser docente en Siria, en la universidad, y tener una buena posición social, dinero y reconocimiento. Descrito  desde los inocentes ojos de un niño de cuatro años, presenciamos la forma de vida en Libia, regida por el Libro Verde de Gadafi, donde el Estado Popular de las Masas no permitía que hombres y mujeres hicieran cola juntos cuando iban a buscar comida y por ello tenían que hacerlo en días alternos, es obligatorio el  intercambio de los trabajos, o no existen las viviendas en propiedad y en cuanto los ocupantes de una casa la dejan vacía, aunque sea por unas horas para dar un paseo, otra familia la ocupa. La imagen que nos ofrece de Siria no es, tampoco, muy positiva apareciendo como un lugar donde la suciedad y la contaminación lo invaden todo. Además, la violencia es una constante en su forma de vida: la escena del burro, los niños jugando al fútbol con un cachorro de perro hasta que lo destrozan, los hombres colgados de los árboles, los juegos de guerra de sus primos... son ejemplos de ello. Sin embargo, el amor y el respeto a la familia es el pilar fundamental de su comportamiento social.

En su obra, Riad nos muestra las contradicciones de la figura paterna, ya que aunque  es bastante liberal con respecto al  trato con su mujer, la religión o la  importancia de la educación, a menudo muestra una clara simpatía  hacia las ideas y los modos de gobernar de los dictadores de esos países. La madre, sin embargo, adopta un papel completamente secundario en la familia, a pesar de ser una mujer occidental formada en la universidad. Aparecen también los abuelos maternos y sus parientes sirios, dos mundos completamente opuestos.

Satouff ofrece una visión muy simple de las personas y los lugares, no olvidemos que es una voz de cuatro años de vida, pero que abre la puerta para la reflexión sobre otras culturas, otros escenarios políticos y otras formas de relacionarse. 

Lamentablemente el pueblo sirio está atravesando unos momentos muy dolorosos y es noticia constante en los medios de comunicación. El artista Bansky ha creado este vídeo como apoyo a la campaña #WithSyria.



Si queréis comprender mejor lo que está ocurriendo en esta zona del mundo, os recomendamos la lectura del libro de Mario Cuesta Hernando  "Por encima de mi cadáver". Una visión muy lúcida de la situación narrada con gran sentido del humor, "un no-diario de un no-viaje" que os ayudará a situaros en este conflicto. No os perdáis el booktrailer que ha creado para su presentación: https://youtu.be/1qF_APAIIi0


No hay comentarios:

Publicar un comentario