viernes, 10 de julio de 2015

Relatos de verano: "Contacto desconocido"

El verano, con sus largos días, es una época muy apropiada para leer, 
para escribir... incluso para enamorarse. 



CONTACTO DESCONOCIDO


   “He vuelto a verme reflejada en el agua del río, el mismo río en el que de pequeña me bañaba…” Así comenzaba el libro que estaba leyendo cuando el móvil empezó a vibrar. Era ella. Inmediatamente, dejó el libro y se volcó en la conversación.

   Sólo la había visto una vez pero fue suficiente para darse cuenta de que lo tenía todo. Era graciosa, ingeniosa y compartían los mismos gustos. Deseaba volver a verla. Por teléfono, no parecía la misma muchacha que casi no había dicho una palabra aquella tarde. Cambiaba mucho cuando no había nadie delante.

   Aún faltaba una hora para su cita. Se vistió mientras seguían hablando. Estaba totalmente enganchado. No había momento en que no hablara con ella. Cogió la chaqueta y salió por la puerta. Caminaba por la calle sin dejar de hablar. ¿Dónde había estado escondida todo este tiempo? se preguntaba a sí mismo. Y es que no dejaba pasar ninguna ocasión de contarle algo, de compartir con ella todo lo que hacía durante el día. Lástima que Ana viviera tan lejos. Era un amor a distancia.

   Mientras seguían mandándose mensajes, se sentó en la parada de bus, esperando el transporte que le llevaría con la mujer que había dado un vuelco a su vida. Cuando se disponía a subir al autobús que llegaba en ese momento, el móvil empezó a sonar, interrumpiendo su conversación. Al ver la llamada observó que se trataba de un número que no conocía.
   - Hola. Soy Ana. La chica del viernes ¿recuerdas? Por fin tengo tu número. Había perdido los contactos, pero he conseguido recuperarlos. Llevo días deseando hablar contigo, pero hasta  hoy no me he dado cuenta de que te di mal el teléfono. Lo siento.
   - ¡Pero si llevamos hablando desde entonces!
   - No, que va. ¡Si no tenías mi número! Bueno, ahora debo irme. Luego hablamos por WhatsApp. Adiós.

   Se quedó paralizado por la sorpresa mientras veía alejarse el autobús. Cuando volvió a la conversación, la foto había desaparecido y en el nombre rezaba: “Contacto desconocido”.
                 
                                                                               Nicolás Gonzalo Plaza



   

5 comentarios:

  1. Qué relato más original. Es casi ciencia-ficción ¿Existía la chica en realidad? ¿O sólo era la que él quería que fuera? Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es mejor dejar que cada lector saque sus propias conclusiones que explicarlo.
      Gracias por leerlo y por el comentario.

      Eliminar