viernes, 24 de julio de 2015

Nunca llueve en Timber Creek

N LEW nun

Título: Nunca llueve en Timber Creek
Autor: Ali Lewis
Editorial: Siruela
Colección: Las tres edades
ISBN: 978-84-16280-49-0

Sinopsis de la editorial
Nunca llueve en Timber Creek es una intensa novela iniciática en la que hay rabia y tristeza, pero también esperanza y ternura.
La sequía amenaza al rancho australiano de Timber Creek. Se acerca el rodeo, y el joven Danny Dawson, de trece años, está decidido a ocupar el lugar de su hermano mayor Jonny, que ayudaba a su padre con el ganado y murió en un accidente el año anterior.
En casa de los Dawson, el calor hace más asfixiante aún la tristeza que se ha instalado desde que Jonny no está. No se habla de la situación de su hermana Sissy: está embarazada con catorce años y no quiere decir quién es el padre. Entonces llega a Timber Creek una joven inglesa para ayudar en casa, Liz. Al principio Danny la odia, le parece que es un estorbo y que no encaja en la vida del rancho, pero las circunstancias serán cada vez más adversas y su relación cambiará cuando Danny comprenda que para afrontar las dificultades lo mejor es aunar fuerzas. En esta primera novela, Ali Lewis aborda temas como la obstinación y el heroísmo en medio de un paisaje implacable, las delicadas relaciones familiares y el difícil e inoportuno tránsito de un joven hacia la madurez.

La autora

Ali Lewis (North Yorkshire, 1976) hizo la carrera de periodismo y en el año 2002 decidió iniciar un viaje por el mundo, desde la India hasta Australia. Fue allí, mientras trabajaba en un rancho de ganado, donde encontró la inspiración para escribir su primera novela, "Nunca llueve en Timber Creek". Esta novela ha recibido diversas nominaciones para prestigiosos premios internacionales, entre ellos la Carnegie Medal 2012 y el Branford Boase Award 2012.


Nuestro comentario

Danny vive en Timber Creek, un rancho de 2.500 km cuadrados de desierto, en Australia. Con sus trece años, Danny nos va contando en primera persona un fragmento muy importante de su vida: su último rodeo antes de irse al internado. Utilizando este hecho como hilo conductor, van apareciendo los personajes que conviven con él: sus padres y hermanos; Bobby,  la maestra; Liz, la chica inglesa; Lloyd y Elliot,  los ayudantes en el rancho; y otros personajes secundarios.

Es éste un mundo marcado por un ambiente masculino, donde los sentimientos se ocultan y no se habla de lo que uno siente, sin espacio para la compasión. Un ambiente opresivo en el que Danny no puede liberarse del pesar por la muerte de su hermano  Jonny.  Sin embargo,  el afecto que siente por su camello, Zumbido, y la relación de confianza que establece con Liz harán que pueda sacar fuera de sí lo que le preocupa, dando paso a su entrada en la madurez.

Pero en este libro hay otro protagonista indiscutible: el ganado. El trabajo en el rancho, el drama de la sequía, la recogida de las reses para su posterior venta,... todo ello impregna las páginas de este relato, casi retrato costumbrista, de una forma de vida que nos resulta muy alejada de nuestra realidad. En el rancho, Danny y sus hermanos tienen su propia escuela y maestra, hasta los 14 años que van a un internado en la ciudad; además, tiene una tienda para vender artículos a los negros que viven en el entorno.  Vemos planteado el problema de las enormes distancias y las relaciones de vecindad que se establecen, así como algún que otro juego que resulta, realmente, sorprendente (la broma de la serpiente muerta, el juego con los testículos de las reses castradas o hacer surf sobre una vaca muerta).

Es interesante observar cómo es tratado el asunto de la relación con los aborígenes: se cuentan chistes despectivos de negros, se les mantiene separados y viven de una forma muy pobre. La relación con ellos es cordial, pero siempre manteniendo las distancias. La visión de Liz es la que pone de manifiesto esta convivencia racista de la que ellos no son conscientes. Sin embargo, se viven momentos de cambio: "Ahora la ley es diferente. Escuchan a los negros". Además, un acontecimiento importante para los habitantes del rancho ayudará a hacer más efectivos esos nuevos aires.

Un relato que nos recuerda las películas de vaqueros, con sus paisajes infinitos, donde no falta el drama, la aventura y el amor. ¡Ah! una recomendación: leer el libro con la música de Willie Nelson de fondo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario