viernes, 17 de abril de 2015

Recomendación de poesía para abril



ALEJANDRO JODOROWSKY

Nacido en Chile en 1929, Alejandro Jodorowsky es el artista total: novelista, dramaturgo, poeta, ensayista, director de teatro y cine, guionista, actor, mimo, marionetista, compositor de bandas sonoras, escultor, pintor, escenógrafo, dibujante y creador de historias para cómic, instructor de tarot, psicomago y psicoterapeuta.
Cosmopolita por origen (judío-ucraniano con ancestros de diversas nacionalidades) y por elección (vivió en México, en Nueva York y en Francia, donde reside y cuya nacionalidad comparte con la chilena), ha desarrollado una mente abierta que se interesa por todo lo que le rodea.
Recibió sus primeras influencias artísticas del cine y la literatura, que cuajaron en él rápidamente, pues con tan solo 16 años publicó su primer libro de poesía. De esas mismas fechas es su iniciación como actor y dramaturgo y la fundación con otros amigos, de una compañía de marionetas. También a los 18 años iniciará estudios de Filosofía y Psicología que no terminará; aunque mientras vivió en México pudo ampliar conocimientos psicológicos y místicos que le llevaron a desarrollar otra de sus muchas capacidades, la psicomagia, que sigue ejerciendo en Francia. También durante su estancia mexicana comenzará la aventura del cómic, escribiendo las historias y como dibujante. En este arte se inició como recurso económico para mantener a su familia, pero siguió durante muchos años por vocación.
Como vemos, ya estaban puestas las bases de su posterior carrera artística,  tan intensa como enriquecedora.
En su currículum están hechos destacados: su colaboración con poetas chilenos de renombre, como Nicanor Parra; haber iniciado, con sus improvisaciones surrealistas, lo que luego se conocería en el mundo artístico como “performance”; haber trabajado con el mimo por excelencia, el gran Marcel Marceau; haber fundado en París, entre otros artistas, con Fernando Arrabal, el Grupo Pánico, en la vanguardia teatral; haber colaborado durante casi veinte años con el ilustrador e historietista francés Jean Giraud (Moebius).

 Poemarios:

       


  “No basta decir” (2000) El título de uno de los poemas de este libro (“Poesofía”), viene a resumir, a la vez que define, la obra poética de Alejandro Jodorowsky. Sus versos esconden una interpretación filosófica de la vida: sublimación de lo cotidiano y lo trascendental, de las palabras, del pensamiento, de las relaciones con los otros y con el mundo… Todo lo impregna el deseo de superar, de dejar atrás esta realidad que oprime el espíritu y la razón.


       

           “Yo, el tarot” (2004). Es un ensayo sobre este arte oculto. El autor nos ofrece una visión poética de los arcanos mayores del tarot. El misterio de las cartas que esconden nuestro destino, desvelado por ellas mismas. Cada una de las figuras, acompañada de la imagen que tradicionalmente la representa, se irá presentando con ante nosotros con sus cualidades y su simbología.




         

“Solo de amor” (2006). Lenguaje de amor y desamor, de presencias y ausencias, de sueños y realidades. El autor, siguiendo su propio consejo respecto a escribir poesía, va generando nuevas experiencias con cada verso, va experimentando mientras construye cada poema, creando el futuro de un pasado que no ha existido.





          

“Pasos  en el vacío” (2009). Este poemario es una sucesión de gritos desgarrados, de imágenes imposibles que causan desasosiego. La rebeldía de una mente lúcida contra un mundo sin sentido. La voz del poeta como cuchillo, tratando de rasgar el velo de mentiras y artificios que oculta una existencia deprimente y hueca.









No hay comentarios:

Publicar un comentario