miércoles, 10 de diciembre de 2014

Recomendación de poesía para diciembre

Hoy queremos llamar vuestra atención sobre la poesía de estos cinco grandes autores de la literatura hispanoamericana, conocidos por cultivar otros géneros literarios, como la novela o el teatro. Comprobaréis que su dominio del lenguaje y su capacidad de transmitir sentimientos no se limitaba a un ámbito concreto. Por algo son ya clásicos.

P JAR poe


Enrique Jardiel Poncela (Madrid, 1901-1952), parecía tener la poesía como lenguaje natural: le surgía tan espontáneamente como el humor y el desparpajo, que son las señas de identidad de su teatro. Además de sonreír con sus ocurrencias y originalidad, también podemos reflexionar con sus poemas cortos, que son como píldoras de filosofía.






P COR sal

Julio Cortázar (Bruselas, 1914-París, 1984). Su formación clásica, su amplia cultura, su vida cosmopolita, se traslucen también en sus versos, al igual que en su narrativa. Por eso en su último libro, “Salvo el crepúsculo” (1984), aparecen personajes históricos y mitológicos, escritores de todos los tiempos, el mundo real y el mundo mágico; pero sobre todo estos poemas nos hablan del paso del tiempo y los sentimientos que nos provoca.




P CEL pis

Camilo José Cela (Padrón-La Coruña, 1916-Madrid, 2002) escribió los poemas de este libro en 1936, cuando tenía 20 años, al comienzo de la Guerra Civil. En esa época convulsa interior y exteriormente (con la incertidumbre de probar influencias, la búsqueda de identidad personal y profesional y con una guerra desgarrando el país), en “Pisando la dudosa luz del día”, Cela se debate entre el bagaje pasado y las nuevas tendencias artísticas, para expresar toda su energía de juventud, con sentimientos hiperbólicos. 



P MAR des

Carmen Martín Gaite (Salamanca, 1925-Madrid, 2000). El amor, las ilusiones, el desencanto, el desamor, el momento difícil de elegir un camino… todo eso se recoge en este libro “Después de todo (Poesía a rachas)”, donde la autora expresa una declaración de principios e intenciones y sobre todo, una determinación por ser ella misma en cada momento.





P LLA len

Julio Llamazares (Vegamián-León, 1955). Cuando uno lee la prosa de este escritor, piensa que es pura poesía. En estos poemarios “La lentitud de los bueyes”  y “Memoria de la nieve”, parece que el tiempo se ha parado y que todo lo envuelve un halo mágico: es la nostalgia y el sentimiento de pérdida de un lugar, de una persona, de un tiempo y una cultura que se quedan anclados en nuestro interior; por eso estos dos libros son “como dos fotos viejas que el olvido ha sobado”, según dice el autor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario