viernes, 25 de julio de 2014

Rincones olvidados: Un lugar para el abordaje


Uno de los grandes temas de la literatura infantil y juvenil es, sin duda, la piratería. Cualquier biblioteca se pondría las botas realizando una guía de lectura ante la enorme y variada oferta. Y no solo la literatura ha encontrado un enorme filón en los piratas, el cine ha producido una larga lista de películas desde el cine mudo a nuestros días.
No parece que estemos ante un rincón olvidado ¿verdad? y sin embargo, existen grandes y poderosas razones para tratar el tema en este lugar. Porque ¿sabemos realmente qué hay de cierto sobre nuestra idealizada imagen de la piratería?
Para resolver estas dudas no hay nada mejor que abordar uno de los rincones más injustamente olvidados de nuestra biblioteca, la sección 910. Es el lugar ideal para encontrar información sobre expediciones y descubrimientos, una sección donde abunda la aventura, la real, la que vivieron con increíble coraje los hombres en el pasado. Nombres propios como Marco Polo, Colón, Humboldt, el doctor Livingstone o el capitán Cook, o emblemáticos barcos como el Beagle o el Challenger salen a nuestro encuentro con solo pasar nuestra vista por la estantería.  Aquí las historias de piratas se encuentran como pez en el agua, aunque tan olvidadas como el resto.
Volveremos algún día a esta sección para tratar otros temas, pero centrémonos esta vez en la historia de la piratería que no desmerece en nada a la creada por la literatura o el cine. Porque es aquí, en esta sección, donde vamos a poder responder a este tipo de preguntas que alguna vez nos pudimos hacer: ¿existían tesoros ocultos en las islas del Caribe?¿eran tan frecuentes las patas de palo o los parches en el ojo?¿todos estaban fuera de la ley?¿había leyes piratas?¿piratas, corsarios, bucaneros o filibusteros son sinónimos?¿bebían tanto ron?¿existieron mujeres piratas?¿tenían realmente mascotas como loros o monos?¿existió la famosa mancha negra?
Os sorprenderéis de las muchas medias verdades que se dicen sobre los piratas y, sobre todo, la razón o razones de muchas de ellas.

910 DEF his
Para empezar os recomendaré todo un clásico y una obra realmente sorprendente atribuida a Daniel Defoe, el autor de “Robinson Crusoe”. Se trata de la “Historia general de los robos y asesinatos de los más famosos piratas” escrita entre 1724 y 1728. Como veis es una obra escrita en uno de los momentos de mayor auge de la piratería. A caballo entre el periodismo y la literatura, esta obra, dividida en dos volúmenes, describe las hazañas de los malhechores más famosos de la época, algunos anteriores y otros que parece que salieron de la imaginación del autor. El gran valor que tiene esta obra es que estableció, en cierta manera, la iconografía  de la que bebieron después los autores del s.XIX que empezaron a escribir novelas sobre piratas. Lord Byron, Robert Louis Stevenson, Emilio Salgari, Walter Scott, etc. crearon en nuestro imaginario colectivo un mundo pirata que sigue vigente hoy en día.
BIO COL GOS his
Otra obra clásica para el estudio de la piratería sin duda es “Quien es quien en la piratería” de Philip Gosse publicada en 1924. Se trata de una exhaustiva enumeración de los piratas que existieron y  se convirtió en todo un referente en la investigación de la historia de la piratería, marcando el camino para otros investigadores.
La introducción de esta obra es una deliciosa declaración de intenciones llena de ironía y humor, así como una visión general del estado de la investigación sobre la piratería y de su historia que es de gran utilidad. Otro mérito de Philip Gosse es que inició una corriente que han seguido otros investigadores de la piratería, y es tratar el tema con rigor histórico pero a la vez hacer un texto muy ameno. Por lo que se ve los piratas no son aburridos ni en los libros de historia.
Llegados a este punto, y dado que no son pocos los libros sobre piratería, os voy a recomendar aquellos que me parece que tratan algunos aspectos más interesantes. Empecemos por los piratas españoles ¿existieron?
Por supuesto, pero quizás no se ha dado a conocer lo suficiente su historia. Siempre nos ha parecido que los españoles éramos víctimas de los piratas y nosotros también hemos añadido nuestro granito de arena al mundo de la piratería. Un libro imprescindible para conocer esta historia es “Mar brava: historia de corsarios, piratas y negreros españoles” de Gerardo González de Vega que nos aporta sorprendentes revelaciones sobre los piratas nacionales.
Àngel Joaniquet es otro autor que empezó escribiendo sobre la piratería en Cataluña, pero que posteriormente ha ido ampliando geográficamente su ámbito de estudio. “Nuestros piratas” nos descubre un buen número de piratas patrios muy poco conocidos.
Capítulo aparte merece el papel de la mujer pirata. Sobre ellas se ha escrito mucho aunque fueron pocas. Pero es normal sentir curiosidad por conocer sus historias. No fueron mujeres normales, había que tener mucho arrojo para dedicarse a una actividad tan peligrosa y tener un espíritu rebelde indomable, mucho más que sus compañeros piratas. Si queréis conocer las historias de Mary Read, Anne Bonny y compañía, en la biblioteca
910 MUS muj
tenemos “Las mujeres piratas” de Henry Musnik  y “Mujeres piratas” de Germán Vázquez Chamorro.
Si estáis interesados en conocer su estilo de vida, en “La vida de los piratas” de Stuart Robertson es una buena opción. En esta obra encontramos una recopilación de fragmentos judiciales, extractos de biografías, recuerdos de las víctimas o noticias muy completa, pero lo más interesante es que nos aporta multitud de anécdotas y explicaciones de la vida pirata. Después de leer este libro tendremos muy claro las verdades y mentiras que han rodeado siempre al mundo de la piratería.
Ya como última recomendación, quería dejaros para el final uno de los aspectos más románticos y llamativos de la vida pirata, la posibilidad de una mayor libertad. Colin Woodard con su “La república de los piratas: la verdadera historia de los piratas del caribe” nos habla precisamente de ello, de la historia de
910 WOO rep
rebeldía de un grupo de hombres y mujeres que establecieron una verdadera república, aunque pirata. Un sueño democrático que no tardó en ser destruido.
Es el sabor agridulce que nos queda al conocer la verdadera historia de la piratería. Muchos fueron bandidos despiadados, pero la vida en aquellos tiempos consistía en ser aplastados o rebelarse contra ello. La piratería surgió en muchos casos como escape a esa vida dura que tenían los que no pertenecían a la clase alta. Pocos piratas morían plácidamente en sus camas, aunque con el consuelo de que sus vidas, a menudo breves, merecieron la pena ser vividas así y no de otra manera.
Con todo esto espero que os animéis a leer la verdadera historia de los piratas, disfrutaréis tanto de ella como de la ficción que conocéis tan bien. Así que ya sabéis, la sección 910 puede ser un perfecto lugar para el abordaje durante este verano. ¡No os decepcionará!




1 comentario: