viernes, 28 de marzo de 2014

Rincones olvidados

Las mujeres como creadoras y lectoras de cómic

En una biblioteca es fácil hacer llegar a los lectores las novedades o los bestsellers, así como ciertos temas de actualidad. Es un trabajo de difusión que hacen por nosotros los medios de comunicación.

Pero existen también muchos, demasiados rincones olvidados en una biblioteca. Autores que nadie lee, temas que a casi nadie interesan. Da igual la calidad de la obra, parecen ignorados por la fatalidad, la intencionalidad o el desconocimiento. Cualquier bibliotecario lo sabe y trata de luchar para que esos rincones olvidados de la biblioteca dejen de serlo.

Y con este objetivo un tanto utópico, hoy voy a romper una lanza a favor de las creadoras de cómics. Todo comenzó el verano pasado. La biblioteca renovó su sección de cómics tratando de darle la importancia que se merece. Para mí trabajar con ellos fue algo así como un redescubrimiento, como darle una segunda oportunidad a un género que devoré de niña pero que abandoné de adulta.

Por mis manos pasaron maravillosos cómics, pero hubo uno que captó especialmente mi atención, “Persépolis” de la autora iraní Marjane Satrapi. Dibujado de forma sencilla, con el blanco y negro como únicos colores, no parecía a priori un cómic demasiado atractivo. Sin embargo, la historia, la propia vida de la autora, me enganchó. En ese momento pensé en las razones que me habían llevado a dejar de ser lectora de cómic.

Observando durante un tiempo en la biblioteca, confirmé lo que ya sospechaba. La mayoría de los lectores adultos de cómic son hombres. A las mujeres en general no nos interesa este género y la mayoría cogen cómics para sus parejas o hijos. Ni siquiera los Shojos o Shonens, un tipo de manga especialmente enfocado a las más jóvenes, parecen contener historias que nos resulten atractivas a las mujeres.

Por eso me pareció importante dedicar este artículo del blog a las mujeres, sobre todo a las lectoras. Invitaros al reencuentro si, como yo, fuisteis lectoras de cómic, o simplemente comenzar a descubrirlo. Porque existen historias interesantes hechas por diferentes creadoras, cada vez más. De verdad que merece la pena conocerlas.

Porque si buscamos reirnos de nosotras mismas nada mejor que empezar con toda una precursora, Claire Bretécher que con un humor crítico e inteligente retrata a la mujer y la sociedad francesa de los 70. Otro ejemplo es Maitena y sus mujeres superadas, de sobra conocida pero siempre es apetecible volver a ella. En esa misma línea también otra argentina, Agustina Guerrero, nos divierte con sus mujeres llenas de inseguridades y complejos, sin olvidarnos de la autora francesa Hélène Bruller que con un humor más cruel repasa nuestras más divertidas neurosis.


Poniéndonos más serios, tenemos creadoras que producen novelas gráficas  más o menos autobiográficas. Esta corriente sigue estando de moda en el mundo del cómic y nuestras
autoras parecen sentirse muy cómodas en él. Es el caso de Marjane Satrapi y la ya mencionada “Persépolis”, donde la autora relata su vida en la asfixiante atmósfera del Irán de los ayatolás. Un magnífico testimonio en primera persona de la historia iraní más reciente. Jessica Abel, con su reconocida y premiada obra “La perdida” donde su protagonista Carla busca encontrarse en México de donde es originaria parte de su familia. Marian Henley y su “La joya más preciosa” que describe todo el proceso que llevó a cabo la autora para realizar una adopción internacional. Alison Bechdel, autora valiente, que en sus historias se sincera ante su homosexualidad y la problemática relación con su madre. Élodie Durand con su obra “El paréntesis”. La autora, haciendo prácticamente un ejercicio de catarsis, habla de la dura enfermedad cerebral que sufrió y que provocó en su vida, como reza su título, un verdadero paréntesis.

Mención aparte merecen cierto tipo de mangas dirigido a público femenino adolescente, shojos y shonen, algunos creados por autoras japonesas, entre las que destaca la veterana Rumiko Takahashi con obras como “Maison Ikkoku”, “Ranma 1\2” o “Inu Yasha”.



Y estas son solo algunas sugerencias. Porque nuestra idea es seguir mimando este género y adquirir obras de nuevas creadoras como la segoviana Taki y su manga “Spyglass”. Solo esperamos que, a partir de ahora, la sección de cómic deje de ser un rincón olvidado para nuestras lectoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario