viernes, 8 de noviembre de 2013

Goodbye Berlín

N HER god


Sinopsis de la editorial: Con su madre ingresada por enésima vez en la clínica de desintoxicación y su padre en «viaje de negocios» con su joven secretaria, Maik parece condenado a pasar completamente solo y aburrido las vacaciones de verano en el chalé familiar. Entonces aparece Tschick con un viejo Lada azul robado. Tschick se llama Andrei ­Tschichachov, un compañero de clase de origen ruso de pésima conducta y con problemas de integración. Los dos chicos de catorce años no tienen nada en común, excepto ser los marginados de la clase y los únicos no invitados a la fiesta de cumpleaños de la bella y popular ­Tatiana…, pero una amistad a prueba de bombas da comienzo cuando escapan juntos de Berlín en el coche robado y se embarcan en un viaje lleno de increíbles peripecias por carreteras secundarias y extraños parajes.



Wolfgang Herrndorf (Hamburgo 1965-2013) estudió Bellas Artes y ha trabajado como ilustrador para periódicos y revistas. En 2002 debutó como escritor con la novela In Plüschgewittern, y con Goodbye Berlín, la primera novela que se publica en español, ha recibido el Premio Nacional de Literatura Juvenil Alemana.




El libro me ha recordado a las aventuras de Tom Sawyer, unido por las travesuras a Huckelberry Find y enamorado  de Becky.  Aventuras de dos adolescentes con problemas de integración por no ser “del montón”  que descubren una amistad a prueba de balas (literalmente). En su viaje iniciático a través de Alemania buscando un lugar ¿imaginario? encuentran personajes extravagantes, como el matrimonio que les invita a comer, el viejo que vive solo en la mina abandonada o la “mujer hipopótamo”.
Narrado en primera persona por Maik, de forma desenfadada y fresca, con un lenguaje perfectamente creíble en un chico de 14 años; como también son creíbles los problemas a los que se enfrentan. Sin embargo, el elenco de personajes secundarios hace descender la carga dramática que pueda subyacer para acercarlo a un espacio más relajado, con un punto divertido y caricaturesco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario