miércoles, 11 de septiembre de 2013

Recomendación de teatro para septiembre 2013



El teatro de Miguel Hernández, desconocido y eclipsado por su poesía, nos habla de autoformación clásica, pero también de la realidad de su tiempo.

- “Quien te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras” es un auto sacramental en el más puro estilo de la tradición, tanto en el aspecto formal como en el contenido y nos recuerda invariablemente a Calderón. Fue su primera obra teatral y responde a la influencia religiosa que recibió en sus primeros años en Orihuela.
- “El labrador de más aire”, obra también en verso, es un drama social en el que se aprecian influencias de Lope de Vega, en cuanto al argumento y a la construcción poética.
- “Teatro en la guerra” son cuatro piezas breves en prosa, pensadas como arma para concienciar a la población en su deber de luchar contra los  sublevados y defender la legitimidad de la República. Editado en pequeño formato, con tema y lenguaje sencillo, servía perfectamente para su difusión entre el pueblo.


Miguel Hernández nació en 1910 en Orihuela (Alicante) en el seno de una familia humilde. Al terminar el bachillerato tuvo que dejar los estudios para cuidar del ganado familiar. Pero su inquietud por las letras le hizo aprovechar su etapa de pastor de cabras, para leer con gran avidez, frecuentando las bibliotecas,. Los primeros escritos vieron la luz en publicaciones de su tierra, pero más tarde marchó a Madrid, donde entró en contacto con los escritores relevantes de la época. Al comienzo de la guerra civil se alista en el bando republicano, luchando en distintos frentes. Terminada la guerra fue encarcelado, peregrinando por diversas cárceles españolas para finalmente morir de tuberculosis en Alicante en marzo de 1942.

No hay comentarios:

Publicar un comentario