miércoles, 10 de julio de 2013

El clásico del mes: Los Dumas

Este mes os proponemos la lectura de Alexandre Dumas, padre e hijo. Autores de gran cantidad de obras, en la vitrina juvenil mostramos una selección de los títulos que tiene la biblioteca. 




Alexandre Dumas (1802-1870) fue hijo de un general del ejército francés del que quedó huérfano a los cuatro años, por lo que la educación que recibió fue incompleta e insuficiente. A los 23 años marchó de su ciudad natal Villers-Cauterets a París con cartas de recomendación para los antiguos compañeros de armas de su padre., consiguiendo gracias al general Foy una plaza de escribiente en la secretaría del Duque de Orleans, con un sueldo que le permitió dedicarse a los estudios en su poco tiempo libre y completar su escasa educación.
Tras ver la representación de una obra de Shakespeare, decidió iniciarse en las letras y en 1825 estrenó su primera producción teatral “La chasse et l’amour”. “Henry III et sa cour” le valió grandes ovaciones y desde entonces pasó a ser uno de los escritores románticos más prolíficos. Entre sus 400 novelas y 35 dramas encontramos novelas por todos conocidos como "Los tres mosqueteros", "El conde de Montecristo", "El hombre de la máscara de hierro", "La reina Margot" o "El tulipán negro". Sin embargo, Dumas escribió también cuentos cortos, literatura infantil, literatura de viajes, novela histórica y de terror
 y biografías.


Alejandro Dumas (1824- 1895), su hijo, estudio en diferentes colegios hasta que, con dieciocho años, decidiera abandonar el hogar paterno y tener un modesto trabajo en un ministerio. Pero eso causó que tuviera muchas deudas y por ello decidió dedicarse a la literatura, dado que no sabía hacer otra cosa. Publicó al principio dos novelas (“Péchés de jeunesse” y “Fabrin”) que pasaron desapercibidas. En 1847 publicó otra obra ( “Aventures de Quatre femmes et d´un perroquet”) que tuvo más éxito. Después de esta obra cambió su estilo de literatura incidiendo más en un estudio de la sociedad de época así como en sus propios sentimientos. Al año siguiente escribió  una de sus obras más famosas llamada La Dama de las Camelias  (“La Dame aux Camélias”), que se ha traducido a la mayoría de los idiomas. El éxito de esta obra le impulsó a escribir otras novelas como “Le Régent Martel” (1852), “Sophie Printemps” (1853), "La Dame aux perles" (1854) y "La boite d’argent" (1855). Sin embargo, los mayores aplausos los obtuvo como dramaturgo: “Demi-Monde”, “Le bijou de la reine”, “La question d’argent”, “L’Etrangère” , “La Princesse de Bagdag” o “Francillon” son alguno de los títulos aclamados por el público parisino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario