viernes, 1 de marzo de 2013

El festín de muerte




N DIA fes

"El festín de la muerte", de Jesús Díez de Palma, muestra un conjunto de historias, ambientadas en la Europa de la Segunda Guerra Mundial, en las que se relatan distintas experiencias personales de gente anónima que se ve arrastrada a la guerra,  y de las pocas personas que, empezando a luchar por unos ideales, se encontraron con la decepción de que nada hay de heroico en la guerra y no era como se lo habían contado.


Las distintas historias se van desarrollando de forma discontinua y por orden cronológico, de forma que te puedes encontrar retomando la historia que habías dejado decenas de páginas antes, lo que puede hacer algo confuso seguir la acción y recordar los nombres, en especial cuando en la última parte del libro se van entrelazando algunas historias. En ellas hablan lo mismo el que dispara que el que es disparado, adultos que niños, lo mismo el vencido que el vencedor.
La narración desarrolla temas universales: el amor a la familia y a la persona amada aunque sea de otra religión; los niños que dejan de ser niños convitiéndose en soldados que aprenden el odio y la venganza, se quedan huérfanos o no conocen a su padre por que está en lejanos países; y, por último, los que empezaron la guerra y sus familias que al final también sufren. No se dejan atrás el holocausto, ni las masacres de prisioneros y niños, ni las violaciones.


A pesar de todo, aunque se relaten desde el punto de vista alemán, hay siempre lugar para rasgos de humanidad: un soldado alemán que intenta tener amistad con niño francés, un francés de la resistencia condenado a muerte que pide a sus padres perdón por ello y no odia a los alemanes, el piloto inglés que se pregunta por las razones del bombardeo de Dresde, el soldado alemán que, de permiso, recuerda los crímenes de los que ha sido testigo contra civiles y que acaba desertando, o el quinceañero ruso huérfano que, después de 4 años matando alemanes y lleno de odio, se redime y logra que otros soldados dejen de violar a una niña de 11 años en el Berlín derrotado. Durante la guerra todos cambian,  sólo el protagonista de una de las historias, miembro de las SS, no lo hace y sigue siendo odioso de principio a fin. 


Un libro muy recomendable, por tanto, para conocer la guerra desde un punto de vista más humano y menos heroico viendo sus consecuencias en la gente común, y a partir de ello hacerse preguntas y reflexionar.



El Autor
Jesús Díez de Palma (Madrid, 1962) estudió Historia del Arte. Ha sido profesor durante algunos años y en la actualidad trabaja como educador ambiental en el parque del Retiro de Madrid.
Ha publicado dos novelas juveniles: El maletín del arqueólogo y La casa del indiano. Es, además, autor de dos libros de divulgación sobre la ciudad donde nació y en la que siempre ha vivido: Bares, tascas y tabernas de Madrid y Descubriendo el Retiro.
Su relación con la Segunda Guerra Mundial viene de antiguo, de cuando era adolescente y se aficionó a las maquetas, lo que le llevó a leer libros y a ver películas relacionadas con el tema. Aunque el verdadero tema de su novela El festín de la muerte, premio Gran Angular 2012, no es la Segunda Guerra Mundial. Es el hecho mismo de la guerra que, según el propio autor reconoce, es la manifestación humana que más le aterra. 
Con "El festín de muerte" ha obtenido el Premio Gran Angular 2012
Información obtenida de la Editorial SM



No hay comentarios:

Publicar un comentario