jueves, 6 de septiembre de 2012

CINE MUDO III


La experiencia de una proyección de cine mudo

Terminamos este especial “cine mudo” para hablaros del ambiente que había en una sala de proyección a principios del siglo XX. Porque cuando hablamos de cine mudo hay que aclarar que mudo no era del todo.

 La música era fundamental en su proyección. Habitualmente participaba un pianista o una pequeña orquesta y hasta de un “explicador” para facilitar su comprensión, ya que entre el público se encontraban con frecuencia analfabetos e inmigrantes que no sabían leer los carteles que se intercalaban para explicar cómo transcurría la historia.

¿Comentando la película? 
Además, en la sala de proyección la falta de sonido de la película se suplía con un público animoso, donde se comentaba, se reía sin discreción, se abucheaba… nos podemos imaginar que la algarabía en el lugar era considerable. Algo que cambió radicalmente cuando llegó el cine sonoro, que, paradojas de la vida, provocó que el público quedara mudo.

Aunque no podemos reproducir una proyección de cine mudo como era en aquellos años, últimamente se realizan proyecciones con música en directo. Si tenéis oportunidad de ir a una de ellas no lo dudéis, es una experiencia muy recomendable. Este vídeo es un muestra de ello.



No hay comentarios:

Publicar un comentario