miércoles, 8 de agosto de 2012

Andrés Barba



Andrés Barba (Madrid, 1975), se dio a conocer en 2001 con la novela La hermana de Katia (finalista del Premio Herralde y llevada a la pantalla por Mijke de Jongi) excelentemente acogida por crítica y público, a la que siguieron un excelente libro de relatos titulado La recta intención y cuatro novelas más, que le confirmaron como una de las firmas más importantes de su generación:Ahora tocad música de baile, Versiones de Teresa (Premio Torrente Ballester),  Las manos pequeñas y Agosto, octubre. Es también autor de El libro de las caídas en colaboración con el pintor Pablo Angulo. Junto con Javier Montes recibió el Premio Anagrama de Ensayo por la La ceremonia del porno. Su obra ha sido traducida a ocho idiomas y ha tenido una excelentemente acogida crítica.

Para nuestro público juvenil hemos seleccionado estas tres novelas:

N BAR man
Las manos pequeñas se encuadra en esa selecta nómina a la que pertenecen títulos como Los chicos terribles de Cocteau, o El señor de las moscas de William Golding, retratos sin complacencias de la infancia, conmovedores e inquietantes por igual, tan bruscos como líricos, a imagen y semejanza de esa etapa de la vida que Sartre denominó «la edad de la violencia». Marina, de siete años, recién ingresada en un orfanato tras la muerte accidental de sus padres, se convertirá para todas sus compañeras en la admirada y la excluida, en la pauta que permitirá medir la vida que no se ha tenido y en el final del paraíso de la ingenuidad. Una breve e intensa novela que confirma el pronóstico de Rafael Chirbes en Letra Internacional: «Para mí Barba se ha vuelto un escritor imprescindible».


N BAR ago
La tensión de la adolescencia de Tomás llega a un punto de no retorno cuando viaja con su familia, como todos los años, al pequeño pueblo de veraneo en el que suelen pasar las vacaciones. Bajo la blanda inactividad veraniega todo empieza a suceder de pronto como en un encadenamiento inaplazable: el descubrimiento del sexo y de la violencia, la muerte, la trasgresión… Tomás se descubre a fogonazos, como si no pudiera evitar que su inteligencia fuese un paso por detrás de sus acciones, hasta que la dinámica de las cosas le lleva a participar en un acto que no puede perdonarse a sí mismo. Es entonces cuando se siente obligado a sentarse frente a la única persona que le puede juzgar y perdonar.
Agosto, octubre es una de esas novelas que tiene el valor y la maestría de agarrar del cuello, en toda su complejidad, a esa edad tan ambigua, desprotegida y violenta de la adolescencia. Andrés Barba resuelve el tapiz con la maestría psicológica que le ha convertido en uno de los escritores de referencia de su generación en uno de sus textos más logrados y conmovedores: un cóctel explosivo entre el Pavese de El bello verano y los adolescentes de Gus Van Sant en Elephant.



N BAR her
Una singular novela de formación, a través de las crisis y descubrimientos súbitos de una adolescente: hija de una prostituta y hermana de una bailarina de striptease en un local madrileño, la protagonista es, sin embargo, la inocencia redentora a través de la cual todo adquiere una nueva significación. Andrés Barba ha conseguido crear un personaje emocionante e inolvidable -que evoca a aquella Félicité de Un corazón simple de Flaubert-, esta «hermana de Katia», de quien no se desvela el nombre pero que recorre estas páginas confortando las vidas de quienes la rodean. Una novela que revela a un autor de sorprendente madurez literaria e intelectual, pese a su juventud, muy distanciado de modas recientes y de una elegancia y un control del estilo realmente notables.

Información tomada de la página de Editorial Anagrama



No hay comentarios:

Publicar un comentario