viernes, 26 de junio de 2015

Concursos literarios para el verano

Ya estamos de vacaciones y tenemos tiempo para pasarlo bien, disfrutar del aire libre, estar con los amigos y, también, escribir un ratito todos los días.
Aquí os dejamos algunos concursos que todavía están en plazo de admisión de obras. 
Pica en el nombre del certamen y encontrarás las bases completas, premios incluidos.

¡¡Animaos a participar!!


  • II Certamen Nacional de Relatos "Falla Santiago Rusinyol". La temática es "Una canción, un recuerdo". Para mayores de 13 años. Plazo de entrega hasta el 30 de julio de 2015. 
  • II Convocatoria de Relatos El Lado Oscuro "CIne B". La temática tiene que estar centrada en los temas típicos del cine americano de clase "B". Para todos los escritores. Plazo de presentación hasta el 1 de septiembre de 2015. 
  • XXIV Concurso de Poesía  y Narrativa Villa de El Escorial "María  Fuentetaja" . Para todos los escritores. Plazo de entrega 31 de julio de 2015.
  • XLIII Certamen Literario (poesía y narrativa) "Villa de Madridejos". Para mayores de 14 años. Plazo de presentación hasta el 3 de julio de 2015.
  • Selección de Relatos "Chikara: el poder de la naturaleza". La temática Greenpunk. Para mayores de 18 años. El plazo de admisión finaliza el 11 de octubre.
  • I Concurso CIFICOM de Relatos de Ciencia Ficción. La temática de los relatos de ciencia ficción será la inteligencia artificial. Para todos los escritores. El plazo de admisión termina el 9 de agosto.

Esta es solo una pequeña selección. Podéis encontrar más concursos en páginas especializadas como Escritores.org, Tregolam o Premios Literarios 


¡¡Y no os olvidéis de nuestro concurso!!


Reacciones: 

viernes, 19 de junio de 2015

Selección de lecturas para el verano en eBiblio

Nuestra biblioteca permanecerá cerrada durante el verano para trasladar los fondos al nuevo edificio. Pero no podemos dejaros son lectura. Así que os proponemos esta selección de títulos que podéis encontrar en la plataforma de lectura digital eBiblio. Solo necesitáis vuestra tarjeta de lector de la biblioteca para registraros (acordaos de poner vuestro PIN y si no lo tenéis, pasad por la biblioteca para que os demos uno nuevo).


¡¡feliz verano lector!!


DIVULGACIÓN
Pequeña historia de la Música de Fernando Argenta. Editorial Espasa
Eurekas y Euforias. Cómo entender la ciencia a través de sus anécdotas de Walter Gratzer. Editorial Crítica
50 inventos y la mente que los parió de Guillermo Summers y  Guillermo Summers G. Ediciones Martínez Roca
La historia del mundo con los trozos más codiciados de Fernando Garcés Blázquez. Editorial Ariel
Los momentos más emocionantes de la historia de España de Fernando García De Cortázar.  Editorial Espasa
El mundo de Sofía. Novela sobre la historia de la filosofía de Jostein Gaarder. Editorial Siruela



HUMOR
La vida según Trancas y Barrancas. Porque para llegar lejos hay que ser una hormiguita de El Hormiguero. Ediciones Temas de Hoy









VIAJES
300 lugares de verdad que parecen de mentira de Sergio Parra. Editorial Martínez Roca






MANUALIDADES
Magia para Dummies de David Pogue. Editorial Para Dummies



BIOGRAFIAS
Quería volar. Cuando comer era un infierno de Espido Freire.  Editorial Ariel
Viajeras intrépidas y aventureras de Cristina Morató. Editorial DEBOLS!LLO
Confesiones de... Cleopatra de Rocío Rueda.  Espasa Infantil






CIENCIA FICCIÓN
Además de El señor de los anillos El Hobitt
Crónicas Marcianas de Ray Bradbury. Editorial Minotauro 
Cyborg de Wai Lap Wu. Nowtilus
Solaris  de Stanislaw Lem. Editorial Impedimenta







NOVELA NEGRA
La trilogía del Baztán de Dolores Redondo
v.1 El guardián invisible
v.2 Ofrenda a la tormenta
El manuscrito de nieve  de Luis García Jambrina. Editorial Alfaguara







TERROR Y MISTERIO
El cumpleaños secreto de Kate Morton. Editorial Suma
Vampiros de  Varios Autores. Editorial Random House
El cementerio sin lápidas y otras historias negras  de Neil Gaiman. Roca Editorial





FANTÁSTICA Y DE AVENTURAS
El capitán Alatriste de Arturo Pérez-Reverte,  Carlota Pérez-Reverte. Editorial Alfaguara 
La música del silencio de Patrick Rothfuss. Plaza&Janés
El nombre del viento (Crónica de un asesino de reyes 1) de Patrick Rothfuss. Plaza&Janés
El retorno de los dragones  de Margaret Weis y Tracy Hickman. Timun Mas Narrativa
Trilogía Martín Ojo de Plata  de Matilde Asensi. Editorial Planeta
La caja del amor. La mecánica del corazón. La alargada sombra del amor. Metamorfosis en el cielo de  Mathias Malzieu. Random House



HISTÓRICA
Natán y sus hijos. Jerusalén 1192  de Mirjam Pressler.  Editorial Siruela
El ejército perdido  de Valerio Massimo Manfredi .  Editorial Grijalbo








Y, por supuesto, todo lo que encontréis en la sección INFANTIL/JUVENIL


Reacciones: 

viernes, 12 de junio de 2015

La evolución de Calpurnia Tate

La evolución de Calpurnia Tate


Autor: Jacqueline Kelly
Editorial: Roca
ISBN: 978-84-9918-103-5

Sinopsis de la editorial
Aquel verano de 1899, yo tenía once años y era la única chica de siete hermanos. ¿Os podéis imaginar una situación peor? Me llamo Calpurnia Virginia Tate…»

 «Reanudamos nuestro camino hacia el río y hallamos sombra bajo un árbol hospitalario en la parte baja de las pacanas. Entonces el abuelo me contó unas cosas increíbles. Me explicó maneras de llegar a la verdad de cualquier tema, no sólo sentándote a pensar en ello como Aristóteles (un señor griego, listo pero confundido), sino saliendo a mirar con tus propios ojos; me habló de hacer hipótesis e idear experimentos, y de comprobar mediante observación y llegar a una conclusión.»

Opinión del Club de Lectura

Aspectos positivos

-          Buena contextualización de la historia (época histórica, escenario en el que se desarrolla, descripción de los personajes)
-          El personaje de Calpurnia está muy bien definido. Nos gusta que a través de ella se refleja la relación de las mujeres con la Ciencia  a finales del siglo XIX.
-          El momento que más ha gustado a algunos miembros del club ha sido cuando el abuelo de Calpurnia cuenta que curó a un murciélago cuando era soldado. Nos gusta porque hay acción y por la reflexión que hace el abuelo sobre los seres humanos y los animales.


Aspectos negativos

-          El principio es demasiado explicativo. Esto hace que haya que leer bastantes páginas hasta que el libro te atrape. Echamos en falta algo de acción al principio.
-          A algunos miembros del club les parece que es difícil que un adolescente se identifique con Calpurnia porque su época es muy distinta a la nuestra y ella tiene intereses propios de personas algo mayores. Sin embargo, las chicas de más edad del club sí que se identifican en ocasiones con Calpurnia porque tienen pensamientos similares.
-          A algunos tampoco les ha gustado el final puesto que no hay ninguna sorpresa, creen que se corta la historia de repente y que habría quedado mejor la historia con un final cerrado.

Propuestas

-          La novela va mejorando capítulo a capítulo, por ello, creemos que se debería haber empezado desde el principio con más acción y con menos descripción.
-          Creemos que es necesario que se expliquen mejor los términos científicos utilizados porque en algunas ocasiones nos costaba seguir la historia porque eran conceptos complicados.



Belén, Greta, Irene, Jerry, Jorge, Marina, Nico, Polina y Yulia



Reacciones: 

viernes, 5 de junio de 2015

IV Concurso de microrrelatos "Travesías de tinta"


Convocado por la Biblioteca Pública de Segovia a través de su
blog juvenil "Travesías de tinta"



Bases:

  1. Podrán participar los mayores de 12 años y menores de 22, cada cual en su categoría, que tengan su residencia en España.
  2. La modalidad del texto es MICRORRELATO: relato de 200 palabras como máximo, sin contar los espacios y signos de puntuación.
  3. El tema de los microrrelatos estará relacionado con la biblioteca en cualquiera de sus variantes. Pero, en esta ocasión, deberán comenzar así:
“Todos los niños crecen, excepto uno”
Este es el inicio de “Peter Pan” y con esta misma frase proponemos a l@s participantes que comiencen sus microrrelatos. A partir de ella, dispondrán de 200 palabras para dar rienda suelta a su imaginación.
  1. Habrá  dos categorías:
    • De 12 a 16 años
    • De 17 a 22 años
  2. Los trabajos deberán ser originales y no publicados anteriormente en ningún medio, incluido Internet. Deberán presentarse mecanografiados a doble espacio, por una sola cara y con tamaño de letra 12. No serán admitidos los que no cumplan esta condición.
  3. Las obras no deben llevar firma, sino seudónimo o lema.
  4. La fecha de entrega de originales será hasta el día 30 de septiembre del 2015. Este año, de forma excepcional, tan sólo se podrán entregar a través de correo electrónico a la siguiente dirección: bibsegovia@gmail.com
  5. Se tendrá en cuenta la presentación, errores de expresión y ortográficos.
  6. Cada participante podrá presentar un máximo de dos relatos originales.
  7. Instrucciones de envío:
En la línea asunto se indicará “IV concurso de microrrelatos Travesías de tinta”. Se adjuntarán dos archivos, uno llevará el título del microrrelato seguido por el seudónimo del participante. El otro archivo adjunto llevará el título anterior mas la palabra “datos” e incluirá el nombre y apellidos, fecha de nacimiento, dirección, teléfono y correo electrónico. En el caso de participar con dos microrrelatos se enviará un correo electrónico diferente por cada obra que se presente al concurso. La fecha de nacimiento indicará la categoría a la que se presenta. La falsedad en cuanto a los datos personales será causa de exclusión del concurso.

  1. Se concederá un premio para cada modalidad y categoría no quedando desiertos en ningún caso. El premio consistirá en un lote de libros y/o material de lectura
  2. El jurado estará compuesto por personas relacionadas con el mundo literario de Segovia y por personal de la biblioteca. El fallo del concurso se hará público el día 24 de octubre cuando se conocerán los nombres de los miembros del jurado y de los ganadores. Los ganadores deberán acreditar el cumplimiento de las bases.
  3. Los trabajos premiados y los que se declaren finalistas serán publicados en el blog juvenil de la biblioteca pública de Segovia, “Travesías de Tinta”, por lo que los autores consienten esa primera publicación. Los derechos de las obras serán en cualquier caso de los autores.
  4. Los trabajos no premiados se eliminarán.
  5. Las obras premiadas se darán a conocer públicamente y los premios se entregarán en fecha aún por determinar.
  6. No podrán participar en este concurso los familiares de los empleados de la Biblioteca Pública de Segovia.
Reacciones: 

viernes, 29 de mayo de 2015

"Nosotros, vosotros, ellos", nuevo relato de Bárbara Ruiz





Sara se siente exultante. Son las tres de la mañana, y el ambiente de la disco está empezando a llegar a su mejor momento: la música y las luces la envuelven, traspasan cada poro de su piel y empapan hasta la última de sus células. La chica se baña en el mar de caras fugaces y jóvenes cuerpos de revista; ella es una más de esa marea que se mueve a un mismo son, empática y unánimemente transfigurada por el sonido, la luz y el consumo de alguna que otra sustancia más o menos tóxica. A su lado Laura, su amiga del alma, compañera inseparable desde la guardería, atrae su atención: -Vamos – le dice. Las dos se dirigen sin prisa hacia un extremo de la barra, donde su grupo ha conseguido hacerse un hueco. Celebran el cumpleaños de Pedro Molist, otro de los de siempre, de los amigos de la infancia, del colegio, de los juegos de bolas, del “insti” y de los viajes de estudios. Hoy, sin embargo, Pedro está distinto. Sara lo ha notado desde el principio, cuando el chico ha acudido a la cita con sus nuevos amigos, unos compañeros de su facultad: “es lo que tiene la vida” – piensa ella – “el año pasado todos una piña; ahora cada uno ha tomado su rumbo”. Lo han pasado bien, no obstante, primero cenando en el bar de siempre, y luego tomando unos chupitos en los sitios de moda. La disco es la última estación, justo antes de tocar retirada, y Sara está empezando a pensar si no hubiera sido mejor llamar a un taxi para volver directamente a casa. Se siente mareada, “demasiados brindis por Pedro” – piensa. Pero cuando ella y Laura se unen al grupo, todos tienen copas en la mano:
 - ¡Por Pedro y sus 19 añitos! ¡Hasta el fondo! – exclama una de las chicas, una rubia de labios rojos y vestido con escote de vértigo, de cuyo nombre Sara no consigue acordarse. Apuran las bebidas. Son todos – ellos y ellas, los nuevos compañeros de Pedro – un grupo sofisticado y elegante, con aire de sentirse muy satisfechos consigo mismos. Laura la mira en ese instante, y le hace un gesto que sólo ella alcanza a ver: -“Panda de pijos” – le dice con la mirada. Sara sonríe, pero el cansancio y el alcohol transforman su sonrisa en una mueca desganada.
 - ¡Vamos, muñecas, que no decaiga la fiesta! – Pedro las agarra por la cintura, y pretende llevarlas de nuevo a la pista. Sara le revuelve el pelo con la mano, negando: ya es bastante para ella por hoy. Se apoya en un taburete mientras observa cómo sus amigos se unen de nuevo a la multitud que acompasa sus movimientos al son de la mejor música de la temporada. 
-¿No te gusta bailar?- Uno de los compañeros de clase de su amigo intenta entablar conversación con ella. Es alto y moreno, atractivo a su manera. El chico la mira con cierto aire de suficiencia, piensa Sara, pero en honor a Pedro hace un esfuerzo por mostrarse amable.
 - ¡Estoy cansada! – responde con a voz en grito para hacerse oír. 
– Vamos, mujer, eso es que necesitas combustible- dice. Se dirige a la camarera de la barra y pide dos bebidas más. Sara protesta débilmente: no está segura de que sea una buena idea, pero el chico le pone el vaso en la mano y, por inercia, ella da unos tragos cortos. Acodados en la esquina, observan al resto del grupo, que baila en el centro de la pista. 
-Mira a ese par- dice de pronto su acompañante. Se refiere, comprende Sara, a dos chicos extranjeros que en ese momento piden unas bebidas. Incluso en el ambiente poco iluminado de la discoteca, el color de la piel y sus característicos faciales revelan sus orígenes norteafricanos.
 - No sabía que aquí dejaran entrar a todo el mundo – le grita al oído, con cara de disgusto.
 - ¿Dónde dejan entrar a todo el mundo, Carlos? – Verónica, otra de las nuevas amigas de Pedro, se ha acercado a ellos. El chico hace un movimiento con la cabeza, señalando hacia los dos inmigrantes. – Ah, esos – comenta Verónica- están invadiendo toda la zona. Sara se siente incómoda, no atina a saber muy bien por qué, pero no hace ningún comentario. En ese momento, una chica se acerca a los dos extranjeros. Es menuda y morena, de andares felinos, cautelosos; llama la atención de manera callada y sin estridencias, sobre todo por sus inmensos ojos pardos bordeados por unas pestañas increíbles. Los tres parecen mantener una animada conversación.
 - ¿Y esa niña que está con ellos? – dice Verónica. 
 – Ya ves, no me importaría tener algún roce con ella – contesta Carlos, desnudándola con la vista mientras observa ahora al trío de manera casi insolente. En ese momento la chica levanta la mirada y la enfoca en su dirección, haciendo a Sara un gesto casi imperceptible con la barbilla. Esta desvía los ojos sin responder, avergonzada: ella sabe quien es la chica de mirada de gacela, pero no está dispuesta a reconocerlo delante de aquellos pijos de libro. 
- ¡Si me está saludando! – exclama Carlos, confundiendo el ademán. -¡Esa nena está por mí! Su voz suena pastosa y tiene la mirada vidriosa. – “Está muy borracho”- piensa Sara, incómoda. -Vamos, busquemos a Pedro-, dice, en un intento por alejarse de allí. Pero ahora Carlos, con la tozudez de los ebrios, está empeñado en acercarse a su presa: - Voy a invitarla a una copa- dice, gallito, vaciando su vaso y haciendo señas en dirección a la camarera. Sara sabe que no es buena idea, sabe que Karima no bebe alcohol, que la molestarán los torpes intentos de acercamiento de su compañero y que estará dolida y decepcionada por su propio rechazo. Pero no va a hablarles a sus nuevos amigos de sus tardes de infancia en casa de su abuela, de sus esporádicos juegos con la hija de la asistenta, de aquella niña diferente, inteligente y callada con la que en alguna ocasión compartió meriendas y deberes. No, a pesar de la sensación de culpa que siente por ello. Desde la barra, ve cómo Carlos se acerca al trío, con dos vasos en la mano, tendiendo uno a Karima. Esta sonríe, visiblemente nerviosa, pero niega vehementemente con la cabeza. El chico insiste, mas ella vuelve a negar. Entonces Carlos apura su copa de un trago y, con el brazo libre, toma a Karima por la cintura. La chica lo aparta, pero Carlos lo vuelve a intentar. Sara intuye el peligro y busca a Laura con la mirada: tienen que irse todos de allí; cuanto antes, mejor. La pista está llena, y Sara tiene que contorsionarse entre los bailarines hasta llegar al otro extremo, donde Pedro, para regocijo del grupo, intenta emular a Michael Jackson. Sara tironea a su amiga de la manga: - ¡Laura! La chica intenta explicarle la situación, pero el ruido es infernal y le cuesta hacerse entender. Toma a Laura de la mano y se dirige con ella hacia donde se encuentran los inmigrantes. Demasiado tarde: cuando por fin se acercan, un par de seguratas enormes, con músculos que casi les revientan los trajes y pinganillo en el oído, ya están sujetando con cierta contundencia a Carlos y a uno de los acompañantes de Karima. Y luego todo sucede en pocos segundos, a pesar de que el tiempo parece transcurrir a cámara lenta: Pedro es consciente por fin de lo que sucede e intenta, inútilmente, mediar en el asunto. Pero la gente de alrededor, los que hasta hace segundos eran sólo una amable multitud de bailarines anónimos, se convierten, de repente, en actores del drama. Sara está asustada. Asustada por la fuerza del odio que percibe en las caras de algunos de los que la rodean. Sin conocer los hechos, sin preguntas, sin apenas datos, el rebaño toma rápidamente partido. Y decide que los extranjeros son culpables. Culpables de parecer distintos, de atreverse a invadir espacios en los que no se espera encontrarlos, de mantener su propia idiosincrasia a pesar de todo. Ahora ya son muchas las voces que insultan a los argelinos, incluso se escapa algún puñetazo al aire. Carlos olvida que quería ligarse a la chica: el rechazo le ha vuelto agresivo, y se muestra exaltado y belicoso. Los de seguridad se esmeran en cumplir con su obligación y, en cuestión de segundos, agresores y agredidos son expulsados del local. En la calle, los ánimos siguen exaltados. Los tres chicos extranjeros están ahora asustados. Lo único que quieren es irse de allí, pero hasta eso les resulta ahora difícil. Sara asiste, desconsolada, al desarrollo de los acontecimientos. De repente, su mirada se cruza con la de Karima, y siente cómo sus ojos se inundan de lágrimas: lágrimas de furia, pero también de vergüenza por lo injusto de la situación, por su propia cobardía. Es quizá esta mirada la que la decide: 
 - ¡Ya está bien, ellos no han hecho nada! – Sara intenta hacerse oír, se interpone indignada ante el grupo que todavía increpa a Karima y sus dos amigos: -¡Basta, Carlos! ¿Todavía no tienes bastante? ¡Mira la que has organizado! Abucheos y silbidos acompañan a sus palabras.- ¡Pero tú con quien vas, gilipollas!!! -Sara se vuelve, buscando a Karima con la mirada: “Lo siento”, murmura, esperando que la chica la entienda. Y entonces una botella vuela por los aires y lo siguiente que Sara sabe es que está tirada en el suelo, con las manos llenas de sangre y un lacerante dolor en la cabeza. A su lado Laura, histérica, gime: -¡Sara! ¡Dios mío, que alguien haga algo!!- Carreras y gritos, y de fondo la sirena de la policía. La multitud se disuelve, nadie quiere problemas.
 - ¡Por favor, que alguien me ayude!!- Sara oye a Laura, una vez más, antes de desmayarse. Cuando recupera el sentido, minutos más tarde, es Karima la que le sujeta la cabeza ensangrentada. Karima, la que ha improvisado una venda e intenta contener la hemorragia, la que tranquiliza a Laura y habla, serena, con el médico. Y es a ella a la que permiten subir a la ambulancia para acompañarla al hospital, la que la coge de la mano y le susurra palabras de ánimo. Y a Sara, por segunda vez en esta noche, se le vuelven a llenar los ojos de lágrimas. Pero en esta ocasión de agradecimiento. Sonríe y le aprieta la mano a su amiga.
                                                                 

                                                                                 Bárbara Ruiz

Reacciones: 

viernes, 22 de mayo de 2015

Recomendación de teatro para mayo



Apuleyo Soto Pajares, nació en Cozuelos de Fuentidueña (Segovia) en 1942. Estudió Magisterio y Filosofía y Letras y cuenta además con la diplomatura de Literatura Infantil.

Hombre de muchos oficios en el mundo literario (poeta, dramaturgo, periodista, librero, cronista, pregonero, cuentista…), siempre ha orientado su labor a difundir la cultura en ámbitos muy diversos: desde dirigir programas infantiles de radio, hasta organizar veladas poéticas en la IE University de Segovia, pasando por colaborar en distintas publicaciones como El Adelantado de Segovia o visitar colegios en programas de animación a la lectura.
Sus obras teatrales infantiles y juveniles son muy representadas por los escolares  y, tanto su teatro como sus poesías, aparecen en libros de texto. Las piezas dramáticas de Apuleyo se caracterizan por el afán didáctico, por la atmósfera poética que envuelve los textos y por el protagonismo que siempre concede a la música, incluyendo en la edición, las partituras de cada pieza.

SG T SOT amo

De este autor segoviano os presentamos en primer lugar  “Los amores del Arcipreste”, actualización de “El Libro de Buen Amor” de Juan Ruiz en la que, con un lenguaje más actual pero usando expresiones arcaicas, Apuleyo Soto hace una versión un tanto jocosa de las andanzas del Arcipreste de Hita,  por caminos de uno y otro lado de la sierra, a caballo entre Madrid, Segovia y Guadalajara. Al trasladar la acción al teatro, da más agilidad al texto, lo acerca a los lectores jóvenes y lo enriquece con matices, que aportan los tipos característicos de personajes que protagonizan  las aventuras.





SG T SOT buy


“El buey de los cuernos de oro” y “El país de la luna grande” nos hablan de la importancia de la imaginación: el hecho de usar la fantasía nos ayuda a vivir mejor y a ser más felices, aunque haya que pelear constantemente con la realidad. “Una casita roja” es la historia de un jovencito que no sabe lo que quiere ser de mayor, pero que tiene curiosidad por aprender todo lo que aparece ante sus ojos.




SG T SOT doñ

“Doña Noche y sus amigos” y “El circo” nacieron de la mente de este creador, como obras independientes, pero se unieron para crear un espectáculo y en esta edición el autor nos muestra también cómo se haría la transición de una a otra. Ambas obras son fantasías de música, poesía, luz y color; un desfile de personajes perfectamente identificables que nos hablan de sentimientos positivos y nos enseñan a saber mirar lo que hay a nuestro alrededor. “Cuento de brujas” también juega con lo fantástico para transmitirnos un mensaje didáctico, signo de identidad del teatro juvenil de Apuleyo que ha sido reconocido por la comunidad escolar con la representación de sus obras.





SG T SOT pri


“El príncipe que se quería casar” es una farsa que, además de divertirnos, permite reflexionar sobre temas de interés y actualidad; teniendo como atractivo añadido el estar escrito en verso, que ayudará a memorizar el texto, si os decidís a representarla.








Reacciones: 

viernes, 15 de mayo de 2015

Recomendación de poesía para mayo



Apuleyo Soto Pajares, nació en Cozuelos de Fuentidueña (Segovia) en 1942. Estudió Magisterio y Filosofía y Letras y cuenta además con la diplomatura de Literatura Infantil.
Hombre de muchos oficios en el mundo literario (poeta, dramaturgo, periodista, librero, cronista, pregonero, cuentista…), siempre ha orientado su labor a difundir la cultura en ámbitos muy diversos: desde dirigir programas infantiles de radio, hasta organizar veladas poéticas en la IE University de Segovia, pasando por colaborar en distintas publicaciones como El Adelantado de Segovia o visitar colegios en programas de animación a la lectura; de hecho, sus obras teatrales infantiles y juveniles son muy representadas por los escolares  y, tanto su teatro como sus poesías, aparecen en libros de texto.  

Desde aquí, queremos contribuir a que conozcáis su obra poética o a que la disfrutéis si ya os es familiar. La poesía parece brotar de forma natural de la mente y la pluma de Apuleyo Soto, en una fiesta de rimas y juegos de palabras, que con su musicalidad  nos atrae y con su agudeza nos hace reflexionar y  disfrutar. Bebe de los clásicos en la métrica, los temas universales y el dominio y riqueza del lenguaje; pero no por ello deja de ser actual y sus críticas siempre están acompañadas de un gran sentido del humor.


SG P SOT vid
“Vida privada”. El título nos habla del contenido de este poemario: se trata de un recorrido por los periodos existenciales del autor, divididos en varias partes que tienen cada una,  una unidad temática. En Adolescencia y Amanecer del hombre, se mezclan las raíces, los recuerdos, los anhelos y las ansias, la urgencia del amor y de la vida que se descubre en los primeros años; en definitiva, la lucha entre los que nos ancla a un espacio y un tiempo determinados y la ilusión por lo que ha de venir. Hombres, nombres y geografías, evoca lugares, personas anónimas y también grandes genios de las artes y las letras, todos ellos significativos para el autor. Corazón viajero, con un título igualmente certero, describe una historia de amor, asociada a los lugares donde se desarrolló. Amor de carne y hueso recoge los poemas más sensuales, la realización personal, la plenitud del ser a través del amor compartido. Primera desesperación lo componen poemas de desencanto con la vida, con las personas, con el paisaje, con los sentimientos. La tristeza de constatar lo negativo de este mundo; sin embargo también surge la esperanza para poder seguir adelante.


SG P SOT cam
“Campo de sonetos en rama”. Desde su retiro bucólico escribe el autor este libro de poemas en el que se entrelaza la cultura con la agricultura. Podemos distinguir tres temas generales:
-          El campo como opción vital y como fuente de reflexión humana: el ambiente de placidez, de armonía, entre silencios, colores, olores y sonidos en el entorno rural, propician  el desarrollo del pensamiento.
-          La relación con la tierra representada  por un toma y daca, una lucha continua. El poeta describe las tareas de la huerta y establece un paralelismo con la escritura y con las peripecias cotidianas de nuestra existencia.

-          Por último, los animales que se disputan con Apuleyo el disfrute de los productos obtenidos por el trabajo del poeta-agricultor y que éste defiende con uñas y versos.




Reacciones: 

viernes, 8 de mayo de 2015

Rincones olvidados: Historias llenas de bibliotecas

Historias llenas de bibliotecas

Queda ya poco para que la biblioteca deje el edificio de la vieja cárcel, donde hemos estado cerca de 70 años acumulando muchas anécdotas e historias. En este espacio de “Rincones olvidados” hoy tocaba hacerle un pequeño homenaje a ella, hablando de lo más apropiado que he encontrado, de historias sobre bibliotecas. Siempre han sido un importante elemento inspirador para muchos autores, que de una u otra manera las han utilizado para contarnos historias. Su propio desarrollo cronológico contiene hechos y acontecimientos de lo más novelesco. Hagamos un breve repaso por él.

Tened en cuenta que las bibliotecas nacen prácticamente a la vez que el libro, ante la necesidad de su guarda y custodia; tablillas de arcilla primero y, después, rollos de papiro y pergamino se acumulaban en las primeras bibliotecas de los templos, palacios y casas de los nobles. Entre aquellas primeras bibliotecas de la Antigüedad, destaca la legendaria biblioteca de Alejandría, lugar de erudición y estudio que pretendía recoger todo el saber de la época. Desgraciadamente, esa brillante civilización clásica sucumbió poco después y sus bibliotecas también. Este ocaso lo pretende reflejar la película de Alejandro Amenábar Ágora”, donde Hipatía representa un mundo que desaparece en los convulsos tiempos del final de la Antigüedad clásica.

En la Edad Media, las bibliotecas se sitúan en los monasterios, guardianes de la pequeña parte del legado de la civilización clásica que sobrevivió. Una de las labores más importante de los monjes consistía en copiar estos textos clásicos, sobre todo los que servían para su función evangélica. “El nombre de la rosa”, tanto la novela de Umberto Ecco como la película de Jean-Jacques Annaud, muestra el ambiente de los monasterios de aquella época y sus “scriptorium”, donde los monjes pacientemente realizaban los manuscritos que llenaban sus bibliotecas. Y aunque la llegada de las universidades y de las primeras colecciones reales o aristocráticas modificó un poco el panorama de las bibliotecas, fue la invención de la imprenta la que desencadenó una serie de importantes cambios. La
novela “El taller de los libros prohibidos” de Eduardo Roca, a golpe de ficción, adelanta unos años la invención de la imprenta a manos de un humilde orfebre y nos muestra los problemas a los que se enfrentará el invento, visto con temor por aquellos privilegiados que no querían que el conocimiento y la cultura dejaran de estar exclusivamente en sus manos. Y no era para menos, ya que la posibilidad de poder hacer muchas copias de un mismo libro, más rápido y barato, posibilitó la difusión del conocimiento, la alfabetización de la población y, precisamente por ello, la aparición de muchas más bibliotecas hasta nuestros días.


Como veis los grandes hechos de la historia de las bibliotecas son la perfecta excusa para inventar historias, pero lo que más me fascina de este tema que he escogido es que muchos autores imaginan la biblioteca como un lugar lleno de misterios, asesinatos e, incluso, tramas conspiratorias. Si os gustan este tipo de intrigas, una pequeña selección de esta literatura de misterios bibliotecarios podría comenzar con “La biblioteca de oro” de Gayle Lynds, siguiendo con la “La gran complicación” de Allen Kurzweil, “Los amantes encuadernados” de Jaime de Armiñán o la trilogía de Glenn Cooper “La biblioteca de los muertos” y sus secuelas “El libro de las almas” y “El fin de los escribas”.

Sin embargo, como bibliotecaria sé que las bibliotecas hace mucho que no son esos lugares cerrados e inaccesibles que pudieron alimentar este tipo de novelas. Por el contrario, la biblioteca es un lugar abierto a la sociedad cuyo principal valor es ayudar a nuestros usuarios. Entonces, la biblioteca se convierte en lugar de aprendizaje, superación o refugio. Por suerte, la literatura también ha encontrado inspiración en ello. Me viene rápidamente a la memoria la maravillosa “Matilda”, de Roal Dahn, la inteligente niña que tiene que lidiar con la estupidez e incomprensión de su entorno y que encuentra en los libros, y en la tierna bibliotecaria señora Phels, buena parte del refugio que necesita. “Una lectora nada común” de Alan Bennett, original novela que se plantea la tardía pasión lectora de la reina Isabel II de Inglaterra gracias a su fortuito encuentro con los servicios de un bibliobús. “La bibliotecaria de Auschwitz” de Antoni G. Iturbe es otro homenaje a la labor del bibliotecario, esta vez una bibliotecaria muy especial, una niña que, en el tristemente conocido campo de concentración, desempeña una peligrosa pero necesaria labor, proveer de libros a sus compañeros de cautiverio en un lugar en el que están prohibidos.

Por lo que se ve los libros y las bibliotecas son, para algunos, elementos peligrosos. En mi última recomendación os propongo “Fahrenheit 451”, inquietante novela de Ray Bradbury que nos muestra un mundo futuro donde  los libros y la lectura están prohibidos, y la cultura visual ejerce todo su poder de manipulación. Una magnífica narración que esperemos no sea premonitoria.
Y esto es todo amigos, como diría algún personaje de la Warner. Nuestra biblioteca emprendió su andadura en el edificio de la vieja cárcel en 1947, en medio de las carencias de una postguerra. Me puedo imaginar que la biblioteca resultó, para muchos, un lugar donde evadirse y refugiarse. Con los años fue progresando a la par que el país, aunque ya sabemos que la cultura no mejora al mismo ritmo que otras cosas, quizás por eso hemos tardado tanto en tener otro edificio para sustituir a éste que quedó hace mucho tiempo pequeño e incómodo.


No ha sido nuestra historia tan apasionante como la reflejada en algunas novelas que he mencionado, lo que sí me gustaría pensar es que hemos ayudado a muchas personas en su aprendizaje, quizás a encontrar su vocación o simplemente a disfrutar; estos, y otros muchos, son los grandes triunfos de las bibliotecas, sobre todo de las bibliotecas públicas. Puede que a algunos les parezcan pequeños, pero para nosotros siempre serán importantes. Hasta pronto.


Reacciones: